Insula, la vivienda popular romana

domingo, 5 de agosto de 2018

La Roma antigua era una ciudad enorme y superpoblada y como sucede hoy día en nuestras grandes ciudades, el valor del metro cuadrado para edificar, comprar o alquilar vivienda estaba por las nubes. Las grandes masas de población que habitaban la ciudad tenían la necesidad de una vivienda barata y fácil de obtener, sin servicios ni comodidades pero si un techo que los cubra del cruel frío en el invierno y del molesto sol en el verano. Así pues la mayoría de los romanos vivían en apartamentos,los cenácula, dentro de grandes edificios de hasta 7 pisos de altura, llamados Insula.

El término latino Insulae, isla, es muy apropiado para describirlas ya que este tipo de edificio estaba rodeado por calles y era el equivalente a las manzanas actuales solo que conformada por una gran y única estructura.

Las ínsulas son por tanto el tipo de casa urbana popular romana, precursora de nuestros edificios de viviendas actuales. Eran fundamentalmente viviendas urbanas de alquiler; los precios de los cenácula iban siendo mas económicos a medida que estaban mas altos, siendo los de los pisos superiores siempre los más económicos. Asi, las primeras plantas eran utilizas por la clase media y alta (aristócratas venidos a menos, como la familia del mismo Cesar) y en los pisos superiores la plebe, con menos recursos. Normalmente, estas insulas eran construidas por promotores privados que buscaran obtener la máxima rentabilidad del suelo, por lo que aumentan todo lo posible el numero de plantas en altura.

Poseían balcones y ventanas sin vidrio, que oportunamente eran tapiadas con madera durante el invierno para evitar el paso del frio. La gran mayoría de las insulas carecían de agua potable y baños, lo que obligaba a la gente a acudir a baños públicos y fuentes en el mejor de los casos; o directamente a las ventanas durante el invierno o las noches, muy al pesar de los peatones. Muchos accidentes se producían por la cantidad de deshechos y residuos que salían despedidos de las ventanas, muchas veces impactando sobre los peatones descuidados que deambulaban por los márgenes del edificio. Todas las estancias comunicaban con un patio central comunitario que podía estar adornado con una fuente y/o un pequeño jardín. Frente a la domus, la ínsulas eran, por lo general, poco confortables, oscuras y pequeñas.Las habitaciones, de pequeñas dimensiones, solían utilizarse para todo uso.

En la planta baja se abrían tiendas y talleres (tabernae) directamente a la calle (igual que nuestros locales comerciales actuales) y sobre estos, en las plantas superiores, apartamentos de varios tamaños. Cada una de estas plantas se subdividía en distintas viviendas y conforme se elevan los pisos, el tamaño de las cenaculas disminuye.De esta manera las cenaculas de la primera planta tienen varias habitaciones (cubiculas), mientras que las del ultimo piso pueden tener una sola cubicula.

Las Insulas solían obedecer a dos tipologías: un primer tipo en el que se sitúan tiendas y talleres en la planta baja. En el entresuelo se disponían los alojamientos para los trabajadores de estos negocios y las plantas superiores se dividían en apartamentos y un segundo tipo en las que la planta baja en lugar de tiendas y talleres se disponían las viviendas en torno a un jardín o a un pasillo, muy similares a las domus, donde solían residir la clase media-alta y la aristocracia menos adinerada de la ciudad.

Inicialmente (entorno al siglo III a.C) , se construían en madera y adobe, materiales muy débiles que no soportaban grandes alturas y altamente inflamables, por lo que hundimientos e incendios eran muy habituales. Por este motivo, con el tiempo se fue legislando para mejorar la calidad de las construcciones, obligando a que las ínsulas se construyeran el ladrillo y argamasa, mucho mas resistentes a los hundimientos e ignífugos ( para evitar los incendios se estableció que entre dos ínsulas debía de haber un espacio sin especificar, el ambitus, de unos ochenta centímetros). Pero esto permitirá además el aumento de las alturas construidas, debido precisamente a su mayor resistencia.

Marco Licinio Craso, triunviro y unos de los padrinos políticos de Julio Cesar, amasará una inmensa fortuna gracias a la gran cantidad de ínsulas que poseía en Roma. Debido a los frecuentes incendios, Craso creo el primer cuerpo de bomberos (privado) de la ciudad;y no lo hacía precisamente de forma desinteresada, porque cuando un edificio romano empezaba a arder, Marco Licinio se presentaba en el lugar y no daba la orden de poner en funcionamiento las bombas de agua que llevaba para apagar el incendio hasta que el propietario del inmueble no se lo vendía, en condiciones, lógicamente, muy ventajosas. Si el dueño no accedía a la venta, dejaba que el edificio se consumiera entre las llamas.Su capital pasó de 300 a 7.100 talentos en un tiempo récord. Gracias a su inmensa riqueza,llegó a pagar de su bolsillo los servicios de la legión que venció a los esclavos rebeldes comandados por Espartaco y, gracias a sus riquezas, consiguió ir subiendo todos los peldaños del cursus honorum (la carrera militar y politica romana) hasta llegar a senador. Los ejemplos mejor conservados, fechados en los siglos II y III, están en Roma cerca del Capitolio y sobre todo en Ostia (el puerto de Roma), donde se conservan insulas realmente impresionantes.

Alejandro Magno: de Pela a Gaugamela

Alejandro Magno: de Pela a Gaugamela

La valoración de la figura de Alejandro III de Macedonia es inseparable de la imagen contradictoria que las fuentes antiguas nos han transmitido, la mayoría de las veces en un estilo que ralla la hagiografía. El retrato antiguo de Alejandro contiene tantos elementos...

Viajar en el mundo antiguo

Viajar en el mundo antiguo

Emprender cualquier tipo de viaje en el mundo antiguo fue casi siempre sinónimo de emprender una auténtica aventura. Acostumbrados como estamos a nuestro mundo actual, que se nos ha quedado pequeño, donde viajar es algo cómodo, fácil y seguro, no nos resulta sencillo...

La rebelión Jonia

La rebelión Jonia

La pequeña flotilla ateniense de veinte naves dejaba atrás ya la bahía de Falero, de donde habían zarpado minutos antes, en un día radiante de primavera del 498 a.C., rumbo a Mileto donde los rebeldes jonios se habían alzado contra sus señores persas. La aun joven...

Las Termópilas

Las Termópilas

Cuando a mediados de agosto del 490 a.C. el rey Leónidas de Esparta observó en el horizonte, al norte, una gran polvareda cada vez más densa, supo que el ejército del Gran Rey se aproximaba. Tras la polvareda la propia tierra,...

Tabernas romanas

Tabernas romanas

Como en tantas otras cosas de la vida diaria, también los antiguos romanos disponían en sus ciudades de establecimientos de “comida rápida”. A los romanos, gente eminentemente práctica, no les gustaba perder el tiempo y como sucede en la actualidad, disponían de...

Los fenicios

Los fenicios

Los fenicios, ¿fueron grandes comerciantes que jugaron un papel clave como intermediarios entre el mundo oriental y el mundo mediterráneo? o, por el contrario ¿astutos comerciantes que aprovechaban cualquier oportunidad para enriquecerse, incluso practicando la...

Spintria, las monedas de los burdeles romanos

Spintria, las monedas de los burdeles romanos

En la antigua Roma, las relaciones matrimoniales eran entendidas como un contrato por intereses familiares y como un mecanismo para engendrar hijos legítimos que heredasen la propiedad y la situación de sus padres. El placer sexual se buscaba en lugares fuera del...

Democracia e imperialismo en la Atenas de Pericles

Democracia e imperialismo en la Atenas de Pericles

Mucho se ha hablado del imperialismo Espartano y poco del Ateniense. Entre la Paz de los Treinta Años (445 a.C.) y el estallido de la Guerra del Peloponeso (431 a.C.), Atenas culminó una época de apogeo en la que la pólis ática gozó de un período de estabilidad...

El gobernador romano

El gobernador romano

El cargo de gobernador de una provincia era un premio que solo recibían aquellos que tenían éxito en la ferozmente competitiva vida pública de la república romana. Los mandos provinciales eran muy codiciados por muchos senadores ambiciosos y por un montón de senadores...

La familia en el Antiguo Egipto

La familia en el Antiguo Egipto

Para los egipcios, el matrimonio era el estado natural de un hombre y una mujer. Pero el concepto de matrimonio actual no se parece al de los egipcios, ya que no existía ninguna regulación jurídica o religiosa que formalizara dicha unión; para formar una familia solo...

Paul Emil von Lettow-Vorbeck, el león de África.

Paul Emil von Lettow-Vorbeck, el león de África.

El teniente coronel Paul Emil von Lettow-Vorbeck, el “Lawrence de Arabia alemán”, en realidad mucho más capaz militarmente que el propio Lawrence de Arabia, durante los cuatro años en los que se desarrolló la Primera Guerra Mundial, se convirtió en la...

El «imbécil» que sobrevivió a todos: Claudio

El «imbécil» que sobrevivió a todos: Claudio

El 24 de enero del año 41 d.C (794 A. U. C.) era asesinado el emperador Caligula en un complot urdido por un gran número de senadores y miembros del ejército, asustados y cansados, a partes iguales, de sus extravagancias y de su régimen de violencia y terror...

El ejercito de Filipo y Alejandro

El ejercito de Filipo y Alejandro

Año 360 a.C.: el monarca macedonio Perdicas III acababa de fallecer tras una severa derrota ante los ilirios y toda Macedonia se encuentra al borde del colapso absoluto. Ilirios, tracios y peonios se lanzan sobre sus fronteras, mientras Atenas amenaza sus costas....

0 comentarios

Enviar un comentario