Historia Medieval, Historia Universal

¿El verdadero Robin Hood?

La leyenda de Robin Hood ha capturado la imaginación de productores de cine, escritores de televisión y autores literarios durante décadas. Los estudios cinematográficos han recreado la leyenda innumerables veces desde la primera película sobre Robin Hood en 1922. Pero, ¿quien era Robin Hood?. Ni un conde, ni un justiciero de valores monárquicos y nacionalistas. Tampoco un tipo caritativo que daba el dinero de los ricos a los pobres. Robin Hood nació como un bandido, un criminal que se tomaba la justicia de una forma pragmática y bastante básica: ante los abusos de los poderosos, flechazo y muerte. Esta es la verdadera imagen del héroe que muestran las originales Baladas de Robin Hood,

Las primeras baladas escritas sobre la popular figura del folcklore inglés datan de 1450, pero no fueron impresas hasta el siglo XVII. En la mayoría de ellas, el personaje moría joven para ser vengado después por sus compañeros. Es lo que sucede en la primera balada escrita conocida, Robin Hood y Gandalin, cercana a 1450. Lo más probable es que fuera la historia de un bandido que a través de la literatura oral fue mitificado. Robin Hood fue cambiando, según las circunstancias políticas y sociales de cada momento, pasando por diversos estadios. Sufrió el peso de la moral inglesa. Fue antimonárquico, anticlerical y todo lo contrario. La historia de su amor con Lady Marian también es tardía y proviene de representaciones dramáticas, no de los poemas. Surgió como una acción comercial: la historia de dos amantes siempre atrae a más público aunque no será hasta el siglo XVII cuando toma cuerpo el personaje de Marian en las baladas. El personaje vivió su cambio más pronunciado con la publicación de Ivanhoe, de Walter Scott, en 1819. Es en esta novela en la que se recrea el mito del conde romántico que lucha por devolver al trono al rey legítimo, Ricardo Corazón de León

Probablemente haya varios forajidos reales cuyas acciones han contribuido a las historias del Robin Hood de nuestros días. El propio nombre, “Robin Hood” o Robin Capucha, era un mote que los forajidos del momento se ponían y por ello algo común. El nombre de Robin Hood surgió de los fugitivos que estaban perseguidos por la justicia allá por el siglo XIII. Bandoleros que mataban por dinero o por hambre. La traducción “Robin de los Bosques” es un error que seguramente proviene de la confusión entre hood (“capucha” o “truhán”) y su parónimo wood (“madera”), por lo que es muy probable que originalmente Robin Hood fuese “Robin el truhán”. Se ha afirmado que la legendaria figura de Robin Hood vivió ya en el reinado de Ricardo Corazón de León y tan tarde como el de Eduardo II, un período de hasta 140 años. 

No obstante, hay varios candidatos reales en los cuales pudo haberse inspirado el Robin Hood de la leyenda. Roger Godberd, es uno de ellos. Nacido en Nottingham, durante la década de 1260 se convierte en miembro de la guarnición del castillo bajo Lord Robert de Ferrers, Conde de Derby, en Swannington, Leicestershire. Roger Godberg es un buen amigo de Reginald de Gray, más conocido como el Sheriff de Nottingham. Los registros indican que están en buenos términos y contrariamente a las leyendas populares, los lugareños respetan al sheriff; Gray es uno de los sheriffs más jóvenes de la historia y es conocido como un líder militar talentoso que ayudó a Eduardo I a conquistar Gales además de ser conocido como un parlamentario comprometido.

Castillo de Nottingham hacia el año 1500. Totalmente destruido después de la Guerra Civil, el castillo medieval fue reemplazado por una magnífica mansión ducal en 1674. Jjusto al pie del castillo se encuentra el pub más antiguo de Inglaterra, el Ye Olde Trip to Jerusalem, que fue construido en el año 1189 y  del cual se dice era el lugar de encuentro de Robin Hood y sus informadores. 

Su trayectoria personal es exitosa, una estrella en ascenso, de noble cuna y bien relacionado (con Simon De Montfort, el 6 ° Conde de Leicester y uno de los hombres más poderosos de toda Inglaterra) todo parece apuntar a un futuro de éxito social. Está junto a De Montfort cuando usa su influencia para establecer un Parlamento y más tarde cuando organiza una rebelión contra el Rey en 1265. Tras la batalla de Lewes, toma como prisionero al Rey. Pero en 1266, tras la derrota en la Batalla de Evesham de la facción rebelde, en la que también se encontraba el hijo del rey, el futuro Eduardo I, Ferrers y sus seguidores son aplastados por el ejército real. Enrique III no está de humor para perdones y busca una venganza brutal e implacable por su embarazosa derrota en Lewes. Rompiendo con la costumbre, decide asesinar a los barones opuestos en lugar de permitir el pago de un rescate, a un alto precio por ellos. Simon De Montfort se salva de este destino, pero solo porque muere luchando en el campo de batalla junto con otros barones (aunque no por esto escapara de la venganza real, al cortarle la cabeza, las manos, los pies y los testículos). Godberg fue condenado por rebelión; tiene claro el peligro que enfrenta si es capturado, por lo que decide huir convirtiéndose en un forajido prominente.

Rápidamente, atrae la atención como un objetivo para las fuerzas del Rey que desean aplastar los restos de la rebelión. Para evadir su captura, se instala en el bosque de Sherwood. Desde allí, reúne una creciente banda para llevar a cabo varias incursiones en Nottinghamshire y los condados vecinos de Derbyshire y Leicestershire. A diferencia del héroe popular, Robin Hood que roba a los ricos para dárselo a los pobres, Robert lleva a cabo frecuentes incursiones de saqueo; el 29 de septiembre de 1270, Roger y sus hombres llevan a cabo una incursión en la Abadia de Stanley, toman algo de dinero, roban caballos y matan a un monje. Fueron responsables de ataques a viajeros y clérigos, así como robos, incendios e incluso asesinatos. Documentos judiciales medievales muestran que su banda de hombres se extendió por Leicestershire, Nottinghamshire y Wiltshire aterrorizando a los ricos ,obviamente, a los que tenían algo que podía ser robado. También fue acusado de cazar furtivamente ciervos en el bosque de Sherwood junto con su compañero Walter Devyas, que se cree que es el Little John de la leyenda popular. Pero de repartir con los pobres, nada de nada.

Sherwood es sin duda uno de los bosques más famosos de la historia; cercano al pueblo de Edwinstowe , sus 423 hectáreas de hoy son solo un resto de la gran zona de caza real que se extendía dentro de los condados vecinos. El bosque tiene cientos de árboles, entre los que se incluye el famoso Major Oak, un roble que se dice tiene unos 800 años y cuyo tronco hueco fue, como no, la guarida de Robin Hood.

Situación de Nottingham. La imagen sombreada a su alrededor es Nottinghamshire, el condado de Nottingham 

El rey está lo suficientemente preocupado como para enviar un mensaje a las autoridades de Nottingham expresando su preocupación por el número de robos y en general por la falta de seguridad en la región como consecuencia de las incursiones de Godberg. Insta a que sea capturado y declara que él había llevado a cabo tantos homicidios y robos tan grandes que nadie podía pasar … sin que se los tomara o se los mimara de sus bienes. Tras repetidos fracasos, el rey suministrará las tropas necesarias para asegurar la defensa del castillo de Nottingham y evitar que sea tomado por Roger y sus hombres (no más de cien según todo parece indicar).

Ante esta situación, Richard Foliot poderoso simpatizante de Roger, Godberg y su banda se refugiarán en el castillo de Fenwick hasta principios de 1272. Parece que su suerte está cambiando y ese mismo año es capturado por Reginald de Gray, el Sheriff de Nottingham en los terrenos de Rufford Abbey, siendo encarcelado en el Castillo de Nottingham, de cual logra escapar. Esto ya es demasiado para el rey que moviliza tropas y recursos hasta que nuevamente es capturado y comienza un periplo que lo llevará primero a la cárcel de Bridgnorth, luego a la Chester, y finalmente la Torre de Londres. Parece que después de un largo período en espera de juicio, Roger Godberd recibe un perdón real, achacando su mal comportamiento a la guerra civil que estaba asolando el país en ese momento. Cuando Enrique III, el rey que le había condenado por su rebelión, murió en el año 1272, y Eduardo I ascendió al trono. El nuevo monarca se apresuró a decretar la inocencia de todos aquellos que habían sido condenados por apoyarle durante su rebelión y, entre ellos, se encontraba Roger, que fue perdonado y liberado.

Regresará entonces a su casa en Swannington donde vivió hasta su muerte pero sus problemas no habían terminado ya que, en 1287 algunos Justicias presentaron una demanda contra él por capturar ciervos de los bosques reales en 1264. Inevitablemente, el caso se desmorona y, por última vez, Roger escapa a las garras de las autoridades. Aunque quedan todavía muchas preguntas sin contestar al respecto, es actualmente la teoría más aceptada sobre la identidad histórica del famoso Robin Hood.

Monumento a Robin Hood En En EL Castillo De Nottimgham

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s