Historia Contemporanea

Operación Albión

El 12 de octubre de 1917 Alemania lanzaba la Operación Albión: una acción combinada y brillantemente planteada cuya finalidad era conquistar las islas de Estonia, situadas a la entrada del golfo de Riga. Suponía la conclusión lógica a la toma de Riga cuatro semanas antes, puesto que el archipiélago cerraba el golfo del mismo nombre y daba proyección estratégica hacia el destacado puerto de Reval ( Tallinn) en la embocadura del golfo de Finlandia. La operación culminó con éxito el 21 de octubre de 1917, situando a las fuerzas alemanas peligrosamente cerca de Petrogrado. Una fuerza de invasión de unos 25.000 soldados, acompañada por una flotilla de 10 acorazados, otras 350 embarcaciones, media docena de zeppelines y 80 aviones, atacaron las islas bálticas de Dagö ( Hiiumaa ), Ösel ( Saaremaa ) y Moon ( Muhu ) en la cabecera del golfo de Riga. Resultó ser la operación anfibia más exitosa de la Primera Guerra Mundial. La retirada rusa pronto se convirtió en desbandada y la rapidez del avance alemán se podrá mantener solo debido a su habilidad para mantenerse a la altura de las tropas rusas que ahora ponían pies en polvorosa y se iban a casa. Fue entonces cuando Lenin y los bolcheviques se decidieron por fin a dar el paso, rompiendo todos los lazos que seguían uniéndolos al Gobierno Provisional y lanzar la segunda revolución rusa el 7 de noviembre de 1917. La frágil fachada del gobierno de Kérenski se resquebrajó rápidamente cuando grupos de bolcheviques armados se apoderaron de los edificios gubernamentales y se hicieron con el control de las comunicaciones y de las principales instituciones comerciales. El Palacio de Invierno, sede del Gobierno Provisional, fue asaltado e inmediatamente fueron arrestados la mayoría de los delegados, aunque Kérenski logró escapar.

En 1917 el frente oriental se estaba desmoronando; en enero todavía se albergaba la esperanza de que el ejército ruso, ahora bien provisto de armamento y munición por sus aliados occidentales ( Francia y Gran Bretaña estaban enviando a Rusia enormes cantidades de equipo, artillería y proyectiles, además de suministros esenciales), pudiera desempañar su papel en una ofensiva conjunta en primavera. Pero en febrero sus comandantes reconocieron que la moral estaba por los suelos, que la deserción se estaba generalizando y que ya no podían confiar en sus tropas. La moral del ejército no hacía más que reflejar la de todo el país en su conjunto. Los disturbios revolucionarios, frecuentes ya antes de la guerra pero aletargados cuando comenzaron las hostilidades, se producían ahora sin cesar. En marzo las revueltas del pan en Petrogrado se convirtieron en revolución cuando la policía y el ejército hicieron causa común con los agitadores. El incapaz zar Nicolas II fue obligado a abdicar, un régimen moderado tomó las riendas de la maquinaria de gobierno y pero un consejo (soviet) de soldados y obreros estableció un foco alternativo de poder en la capital, creando así una red de autoridad alternativa a través de todo el país que exigió una paz inmediata. Sin embargo el nuevo gobierno ruso en manos de Alexander Kerensky declaró sus intenciones de proseguir con la guerra en defensa de la patria rusa y cumplir sus responsabilidades con sus aliados occidentales.

Si el Alto Mando alemán había estado esperado en un debilitamiento de la resolución rusa A pesar de la debacle tras la revolución de febrero, o incluso después de la detención de la ofensiva de Kerensky, de la segunda ofensiva de Brusilov o de la captura alemana de Riga, sus expectativas quedaron decepcionadas ya que el gobierno ruso mostraba un total desinterés por una paz negociada. En marzo de 1917, a pesar de la evidente paradoja y de los peligros que entrañaba el hecho de que la Alemania imperial respaldase el marxismo, Zimmermann (ministro de Asuntos Exteriores) convenció al Káiser y al ejército para que introdujesen clandestinamente en Rusia al líder de los bolcheviques. De esta manera y casi a modo de “arma de destrucción masiva”, el alto mando alemán hizo todo lo posible para que el líder bolchevique regresara a Rusia. Trasladado a través de Alemania en el famoso “vagón sellado” (aunque, en realidad Lenin hizo el recorrido en un tren convencional), el futuro dictador llegó a Petrogrado en olor de multitudes.

Y mientras tanto el Alto Mando siguió adelante con su campaña militar en el este cuyo siguiente paso sería la conquista de las Islas Bálticas, durante mucho tiempo, el objetivo del Grossadmiral Prinz Heinrich y su equipo. Las islas Dagö ( Hiiumaa ), Ösel ( Saaremaa ) y Moon ( Muhu ) dominaban la entrada al Golfo de Riga y desde su llegada en agosto de 1915, el Comando Báltico había reafirmado la importancia de capturar estas islas como un requisito previo para cualquier otra operación. Pero en ese momento era evidente que no disponían de suficientes fuerzas para esta tarea por lo que el Grossadmiral Prinz Heinrich había aceptado a regañadientes las campañas de 1916 y 1917.

Las islas y el golfo de Riga fueron fundamentales para la guerra naval en el Báltico. Estratégicamente, las islas de Ösel y Dagö tenían gran importancia ya que con las islas en manos rusas, Armada del Zar aún podía flanquear a los alemanes en el Golfo de Riga y tenía opciones de realizar ataques en la costa de Kurlandia, detrás de las líneas alemanas, o bombardear las posiciones costeras alemanas más o menos a voluntad. Desde sus bases de apoyo en el golfo de Riga, los destructores y los submarinos rusos e ingleses podían penetrar en el Báltico medio y meridional, atacando las rutas comerciales alemanas con Suecia. Con las islas en manos alemanas, el golfo de Riga y la retaguardia del ejército alemán serían seguros y las instalaciones en Riga podrían utilizarse como una base de suministro para apoyar la ofensiva alemana. De esta forma, la continua ofensiva y la amenaza percibida sobre San Petersburgo, la capital imperial, aumentaría la presión sobre el gobierno ruso para que concluyese una paz negociada y con ella, Alemania conseguiría liberar grandes recursos de hombres y equipos que desesperadamente necesitaba en el frente occidental.

Vicealmirante Ehrhard Schmid con los oficiales de su estado mayor – 1916

Las fuerzas alemanas destinadas a esta operación eran las siguientes:

Unidad Especial, Vizeadmiral Schmidt : SMS Moltke, buque insignia (Crucero de batalla, 23 000 t, 10 cañones de 280 mm)

  • III Esquadron , Vizeadmiral Behncke: SMS Konig, SMS Kronprinz y SMS Markgraf (acorazados dreadnoughts de 26 000 t, 10 cañones de 305 mm) SMS Bayern (acorazado dreadnought de 29 000-32 000 t, 8 cañones de 380 mm) y SMS Grosser Kurfurst ( acorazado dreadnought 26 000 t, 10 cañones de 305 mm).
  • IV Esquadron, Vizeadmiral Souchon: SMS Kaiser ,SMS Friedrich der Grosser, SMS Konig Albert, SMS Kaiserin, SMS Prinzregent Luitpold ( acorazados dreadnoughts de 25 000 t, 10 cañones de 305 mm).
  • II Aufklarungsgruppe. ( A.G. ), Kontreadmiral Reuter: SMS Konigsberg. SMS Karlsruhe, SMS Nurnberg,SMS Frankfurt y SMS Danzig (cruceros ligeros)
  • VI Aufklarungsgruppe, Kontreadmiral Hopman: SMS Kolberg, SMS Strassburg, SMS Augsburg (cruceros ligeros de 4400 t), SMS Blitz (crucero ligero de 1486 t, 6 cañones de 88 mm) . SMS Nautilus (crucero minador de 2000 t, 8 cañones de 88 mm).

Torpederos : I F.d.T.  Kommodore Heinrich, SMS Emden, buque insignia

  • II Flotilla ( 10 lanchas torpederas )
  • VIII Flotilla ( 11 lanchas torpederas )
  • VI Flotilla ( 11 lanchas torpederas )
  • X Flotilla ( 11 lanchas torpederas )
  • 7 Semi-Flotilla ( 7 lanchas torpederas )
  • U-Flotilla Kurland ( 6 lanchas torpederas )

Sperrbrechergruppe. SMS Rio Pardo. Lothar. Schwaben. Glatz.

  • II Flotilla de dragaminas
  • 3, 4 y 8 Semi-Flotillas.
  • 3 S-Semi-Flotilla.
  • S-Flotilla del Baltico.

10 modernos acorazados de la Hochsee Flotte adscritos a la III y IV escuadras, el crucero de batalla “Moltke”, un portahidroaviones, docenas de destructores y dragaminas y dos grupos de cruceros ligeros que debían transportar, proteger y proveer de apoyo a los 25.000 soldados pertenecientes principalmente a la 42º división de Von Estorff , junto a 54 cañones, 150 ametralladoras y 8.500 caballos.

Las unidades alemanas se montaron y equiparon rápidamente de modo que el 23 de septiembre de 1917 las unidades pesadas de la flota partieron de Wilhelmshaven hacia el este. Al día siguiente abandonaron Kiel y llegaron a Putzig Wiek el 24 de septiembre. De manera similar, partieron la flota de transporte, II A.G., y los torpederos que estaban en Libau. Sin embargo, en este momento los fuertes vientos del oeste y las tormentas azotaron el Báltico, con su típico del clima de otoño en el este, de modo que las fuerzas alemanas no pudieron volver a navegar hasta el 10 de octubre.

Los rusos eran conscientes de la amenaza sobre las Islas Bálticas y en teoría, el Golfo de Riga y las Islas estaban razonablemente bien protegidos. Ösel estaba defendido por tres regimientos de infantería (Rgtos. 425, 426 y 472) con una fuerza sobre el papel de alrededor de 24.000 hombres aunque los números reales estaban, en promedio, muy por debajo de esta cifra. La Bahía de Tagga estaba protegida por la Batería n° 45 con cuatro piezas de 15,2 cm en el cabo Hundsort y la Batería n° 46, con cuatro piezas de 15,2 cm en el cabo Ninnast. La batería de Dago ( n°. 34 ) se colocó en Toffri con piezas de 4-12 cm y otras dos posiciones de artillería en el cabo Tachkona. La entrada sur de bahía de Moon estaba bien protegida por una batería pesada en Woi que contaba con cañones de 5 a 25 cm y de 4-15 cm y en Werder por una batería de 4 a 15 cm. La batería de Cabo Zerel montó cuatro piezas de 30,5 cm que podían dominar todo el estrecho de Irben. Todo esto, además de los célebres y densos campos de minas del estrecho de Irben; desde el comienzo de la guerra, solo los rusos habían colocado más de 10.000 minas allí, ademas de las 1.300 que protegían la bahía de Moon. Las fuerzas navales rusas en el golfo de Riga también eran considerables:

disposición de las defensas rusas

Grupo de Operaciones de la Bahía de Riga, Almirante Bachirev.

  • Slava, Graschdanin ( predreadnoughts)
  • Bayan, Admiral Makarov, Diana,Chrabry, Grozyashchi y Chivinetz (cruceros)
  • XI,XII,XIII,IV V,VI División de Destructores (50 unidades)
  • Submarinos : C26. C27. C32.
  • VIII y XI Div. Lanchas torpederas
  • Minadores: Pripyat. Amur. Wolga.

De las bases aéreas de Lebara, Kielkond y Arensburg podrían desplegar alrededor de 50 hidroaviones y botes voladores y 10 Nieuport basados ​​en tierra. En resumen, las fuerzas rusas estaban bien equilibradas y sus barcos habían tenido experiencia en combate y habían demostrado ser adversarios duros.

El mal tiempo a finales de septiembre había forzado el aplazamiento de la operación y esto también afectó en la actividad en el aire; muchos de los ataques aéreos preparatorios para el ataque alemán no pudieron llevarse a cabo y solo a principios de octubre pudo continuar la ofensiva aérea. Durante las noches del 1, 5, 9 y 10 de octubre se lanzaron un total de 5.900 kg de bombas en Zerel, Hainasch y Pernau y durante la noche del 30 de septiembre al 1 de octubre, se llevó a cabo un bombardeo contra la batería de 30,5 cm en Zerel donde 4 oficiales y 70 hombres murieron inmediatamente y otros 3 oficiales y 40 soldados fallecieron más tarde a causa de las heridas; otros 60 hombres resultaron heridos pero sobrevivieron. Estas pérdidas reducirán en gran medida la eficacia de la batería y un nuevo bombardeo durante la noche del 8 al 9 de octubre causará daños adicionales. Así mismo, durante estas operaciones previas, el Torpedo Flugzeug Staffel con base en Windau hundirá dos buques carboneros rusos.

Los planes operativos para la operación Albion requerían de dos desembarcos simultaneo al amanecer en la Bahía de Tagga (noroeste de la isla de Ösel) y cerca de Pamerort, un poco más al este, de las tropas de pioneros. Los alemanes no consideraron un avance en el estrecho de Irben para montar un desembarco en algún lugar dentro del Golfo porque las defensas de los campos de minas y la batería rusa del cabo Zerel eran demasiado fuertes. Sin embargo, el trabajo de limpieza de minas se llevaría a cabo en el Estrecho como preparación para las fases posteriores de la operación. La bahía de Tagga no estaba tan bien protegida por barreras de minas, aunque la ruta de aproximación tendría que ser barrida y ofrecía un refugio seguro y protegido dentro del cual podían desembocar las tropas y que podía cerrarse con barreras de protección contra submarinos para proteger a la flota de transporte. La primera ola sería lanzada en torpederos y pequeños barcos de vapor, lo que les proporcionaría cierto apoyo artillero y después de que las playas estuvieran aseguradas, más tropas y equipos más pesados ​​serían desembarcados de los barcos y transportes más grandes. En la Bahía de Tagga desembarcarían 4 regimientos: el Regimiento de Infantería 131, (Oberstleunant Fischer), el Reg.Inf. 255. (Oberst Berring) y la Brigada 65 (Oberst Matthiass), formada por los regimientos de infantería 138 y 17; debían desembarcarse el primer día de operaciones y extenderse hacia el este y el sur siendo su objetivo capturar a toda la guarnición rusa.

Infantería alemana embarcando en las buques de transporte

Después de un retraso de alrededor de dos semanas el clima por fin mejoró lo suficiente como para permitir el comienzo de la operación. En la tarde del 10 de octubre, los escuadrones III y IV salieron de Putzig Wiek y tomaron rumbo hacia el norte. A las 7:15 horas de la mañana siguiente se reunieron con la unidad de Libau. El vicelamirante Schmidt, el general der Infanterie von Kathen y el personal de su plana mayor se alojaron a SMS Moltke. Ese mismo día las fuerzas de Windau se unieron a la unidad, de modo que a primera hora de la tarde la flota de invasión estaba completa y viajaba hacia el norte a 9 nudos en cuatro secciones. La primera sección consistía en fuerzas ligeras; Arrastreros y torpederos de las S-Flotillas equipados para trabajos de limpieza de minas y antisubmarinos. A continuación la segunda sección compuesta por el II M.S.F., el II T.B.F., con II de pioneros a bordo, tres pequeños vapores con el III de pioneros y el tender Ammon con el II M.S.Div. El III Escuadrón con el Moltke, Emden y el IV Escuadrón con los transportes y el tren de la Flota, escoltados por el II A.G. Toda la fuerza fue proyectada contra submarinos por las flotillas de lanchas torpederas, mientras que la protección aérea estaba a cargo de hidroaviones basados en Libau. El submarino inglés E1, estacionado en una posición de observación y emboscada frente a Libau, vio algunas de las unidades en el mar, pero no realizó un ataque ni se dio cuenta del significado de lo que ella estaba observando. El  11 de octubre todos ellos enfilaron en dos columnas hacia las ínsulas del golfo de Riga, en la mayor exhibición de fuerza naval vista hasta entonces en el Báltico.

Durante la tarde del 11 de octubre, la Unidad Especial avanzó lentamente hacia el norte mientras los arrastreros de barrido de minas hacían su difícil trabajo. Debido al aumento del oleaje comenzaron a retrasarse. La tercera y cuarta secciones de la Unidad Especial avanzaron según lo programado. Hacia la medianoche toda la formación alemana estaba empezando ya a agruparse. Si el elemento sorpresa no se perdía, los Pioneros debían estar en posición a más tardar a las 03:00 hrs de la madrugada, pero esto se estaba convirtiendo rápidamente en una imposibilidad. El Jefe de la Unidad especial se enfrentó ahora a una decisión difícil ya debía renunciar al mantenimiento de las minas o bien perder el elemento sorpresa. Sin vacilación Schmidt decidió renunciar a un nuevo rastreo de minas y dio la orden a las unidades buscaminas: “De inmediato, deje espacio para la Flota. Póngase en marcha“.

Desembarco de tropas frente a Osel 12.-20. Octubre de 1917

Los acorazados pudieron anclar en sus posiciones asignadas a las 03:00 hrs y para las 03:40 hrs, los Pioneros a bordo de los acorazados del III Escuadrón habían sido trasvasados a las Torpederas de la II Flotilla y a los vapores Blitz, Equity y Corsica y se dirigían hacia la Bahía de Tagga. El SMS Moltke siguió esta unidad como apoyo mientras los acorazados se dirigían hacia sus áreas de bombardeo. Las tres naves del IV Escuadrón, bajo el Comando de Kommodore (comodoro) Meurer, tomarían la batería Hundsort bajo fuego, mientras que el III Escuadrón dispararía contra la batería Ninnast. Para cubrir el desembarco cercano en Pamerort ,el SMS Bayern bombardearía la batería en el cabo Toffri y el SMS Emden dispararía sobre la batería en Pamerort. Todas las naves debían permanecer dentro de las áreas barridas por la S-Flotille. Más tarde se supo que todos los acorazados en realidad estaban operando en aguas no barridas, durante sus bombardeos; el acorazado Grosser Kurfurst aún estaba en ruta hacia su posición de bombardeo cuando impactó con una mina a las 05:09 hrs. La mina lo alcanzó por estribor hacia adelante aunque solo 280 toneladas de agua ingresaron al barco. El calado de Grosser Kurfurst aumentó en un tercio de metro, pero mantuvo su lugar en la línea y completó el bombardeo. Más tarde, junto con el resto del Escuadrón III, navegó hacia Putzig Wiek y de allí a Wilhelmshaven, donde llegó el 18 de octubre. Fue reparado en el Astillero Imperial y fue devuelto a la Flota el 1 de diciembre de 1917. Así pues solo la buena suerte evitó pérdidas catastróficas para la Flota de Guerra Imperial durante el desembarco.

Alrededor de las 5:30 h de la mañana, se escucharon las potentes detonaciones provenientes del SMS Bayern, a pesar de que la flota sólo debía iniciar el fuego de cobertura al recibir las órdenes del buque insignia. Los Pioneros ya estaban listos para desembarcar por lo que el vicealmirante Schmidt dio la orden de “Fuego Abierto” a las 05:27 hrs. El bombardeo continuó mientras se realizaba el desembarco pero para 07:45 hrs el IV escuadrón ya había anclado.

Una vez que las tropas habían desembarcado una batería de campo rusa escondida en un bosque en el lado este de la bahía abrió fuego sobre la cabeza de playa y los buques alemanes, sin causar ningún daño. Los torpederos devolvieron el fuego, pero por deseo expreso del Comandante de la brigada, Oberst (coronel) Matthiass, que estaba a bordo del B98, el fuego cesó porque pensó que ponía en peligro al Regimiento de Infantería 138, que había desembarcado en el lado este de la bahía. El regimiento 131 capturó algunos objetivos indirectos bajo fuego enemigo,mientras que la primera oleada era seguida de la segunda. Media Compañía de tropas de asalto desembarcó en Terwassa, en la mitad inferior oriental de Hundsort y una vez en tierra, con el apoyo del fuego de sus embarcaciones, capturó rápidamente las seis piezas de la tercera batería de campo de la 107 División rusa. Después de capturar Terwasso, las Tropas Sturm activaron la Batería Hundsort, que fue tomada a las 08:30 hrs. En el lado este de la bahía, el desembarco también fue exitoso y alrededor de las 8:00 de la mañana todos los Pioneros estaban en tierra y habían asegurado la cabeza de puente en las zonas de desembarco. En ese momento Schmidt ordenó al Kontreadmiral Reuter que trajera rápidamente la Flota de Transporte a la Bahía de Tagga para que pudiera comenzar el desembarco del cuerpo principal. En menos de media hora, el primer transporte ya había anclado y las primeras tropas fueron puestas en tierra, desembarcando la infantería, los caballos, las armas y los vehículos. En solo tres horas y media había desembarcado todo el cuerpo principal de la infantería, aunque las tareas continuaron tras haber oscurecido utilizando los reflectores de los dos cruceros para la iluminación, de modo que para el 20:00 hrs toda la infantería, sus carros y ametralladoras estaban en tierra y, además, 530 caballos y 100 vehículos.

Con la llegada de la Flota de Transporte se hizo necesario asegurar la Bahía de Tagga lo más rápido posible ya que durante el transcurso de la mañana se había hecho evidente que había barreras de minas rusas en áreas que hasta ahora se consideraban seguras por lo que se ordenó que comenzara de inmediato el trabajo de barrido. A las 09.30 horas del 12 de octubre, se comenzó a colocar la parte occidental de la red antisubmarina; era la primera ocasión en que se usaban redes ofensivamente en la costa enemiga y para las 19:00 hrs el montaje estaba finalizado. A las 17:00 horas, todos los barcos pesados estaban anclados en la Bahía.

Desembarque de materiales y pertrechos para las tropas que participan en las operaciones contra la isla de Ösel.

Los alemanes tenían claro que la Isla Moon y su conexión con Ösel mediante una presa de hormigón de 5 metros de ancho y 3½ kilómetros de longitud, eran de vital importancia, en particular para los defensores de Ösel. Los refuerzos podrían cruzar por la presa desde Moon desde el continente y la guarnición también tenía una línea segura de retirada, llegado el caso. Teniendo esto en cuenta, los rusos habían establecido cabezas de puente en ambos extremos de la presa; en Ösel en un arco de unos 7 kilómetros entre Masik, Saika y Neuenhof que consistía en fortificaciones de campo y alambre de púas. Por razones evidentes, la presa también era importante para los alemanes ya que poseerla no solo evitaría que los defensores se retiraran, sino que también los aislaría por lo que los alemanes se decidieron por un plan de desembarco de algunas fuerzas móviles de ciclistas en el extremo norte de Ösel, cerca de Pamerort. Inmediatamente correrían a través del norte de Ösel a través de Orrisar hasta la presa de piedra en un esfuerzo por vencer a los rusos allí y cortar su retirada. Las fuerzas asignadas a esta tarea fueron los batallones I y II de ciclistas y la Sturmkompanie del Hauptmann (capitán) von Winterfeld, junto con media batería de artillería. Debían mantener la presa o al menos, retrasar lo posible la retirada rusa.

El desembarco en Pamerort y el eventual avance sobre la isla de Moon estaban bajo la dirección del Kommodore (comodoro) Heinrich, a bordo de SMS Emden. El acorazado SMS Bayern, que montaba piezas de 38 cm debía silenciar la batería de Toffri y apoyar el desembarco para lo que se había separado del III Escuadrón a las 04:40 hrs. Alrededor de las 06:00 hrs, la batería Toffri se pudo distinguir claramente y a las 06:02 hrs, los cañones de calibre pesado abrieron fuego seguidos a continuación por los cañones de calibre medio; después de una tercera salva del Bayern, la batería rusa respondió, sin embargo los barcos de la S-Flottille ya habían tomado sus objetivos. El fuego del acorazado estaba cayendo sobre la batería y pronto un almacén y un cuartel fueron alcanzados y se incendiaron, quemándose durante varias horas. Mientras tanto, la S-Flottille bajo el mando Fregkpt. von Rosenberg, con los ciclistas y las Compañías de asalto embarcados, maniobró en la Bahía de Poka, buscando un lugar de desembarco favorable. La batería rusa concentró en esos buques el fuego y rápidamente obtuvo un impacto directo en popa de la lancha torpedera A28, pero el proyectil no detonó. Una salva de Emden aterrizó sobre la batería rusa y sus artilleros abandonaron las armas. Alrededor de las 7:00 hrs, el cuerpo de desembarco comenzó a desembarcar sin oposición. La batería de Pamerort permaneció en silencio. Una vez en tierra, las tropas alemanas comenzaron a avanzar con rapidez hacia la presa en Orrissar. Mientras tanto y de acuerdo con el plan operativo, se estaba llevando a cabo una maniobra hacia el este de la península de Sworbe ( donde el Koning Albert y el Friederich der Grosse se ocupaban de machacar las defensas ) cuyo objetivo era engañar a los rusos para que pensaran que era inminente un desembarco.

En tierra los alemanes estaban progresando rápidamente y hacia el mediodía, parte del Reg. de infantería 131 había llegado a Papensholm, donde descubrieron en un hangar seis aviones y la estación inalámbrica intactos. La estación aérea comenzó a funcionar para los alemanes al día siguiente. La compañía ciclista bajo el mando del Hauptmann (capitán) von Winterfeld se acercaba a Orissa. A medida que el día 12 de octubre finalizaba,la situación era la siguiente: los desembarcos sorpresa en la Bahía de Tagga y Pamerort habían tenido éxito a un costo comparativamente bajo; las fortificaciones costeras en Hundsort, Ninnast y Toffri habían sido neutralizadas o capturadas; la flota de transporte había entrado en la bahía de Tagga sin pérdidas y estaba comprometida en el desembarco, mientras que el anclaje estaba asegurado contra los submarinos. Se estaba logrando un buen progreso en el rastreo de minas en el estrecho de Irben, la estación aérea de Papensholm había sido capturada intacta y el regimiento de infantería 131, reforzado por el 17 y el 255, habían capturado la esquina noroeste de Ösel con una cabeza de puente que era lo suficientemente profunda para proteger la Bahía de Tagga contra un contraataque. El Batallón de ciclistas que había desembarcado en Poka avanzaba hacia el sur ( hacia Arensburg y Tikka) mientras que la Sección Winterfeld y parte de la 18 Sturm Kompanie avanzaban hacia el este a lo largo de la costa y solo habían sido detenidos en el área de Orissar-Thomal. Las patrullas habían empujado hacia la presa Moon, pero se habían retirado bajo el fuego ruso. En general, la resistencia rusa no era fuerte, excepto por la sección Winterfeld, cuya situación se estaba volviendo peligrosa ya que era fundamental para ellos resistir para mantener la ruta de escape.

SMS Bayern

A primera hora de la mañana del 13 de octubre, a las 07.30 h, un avión informó sobre la aproximación de ocho destructores rusos en el Kassar Wiek, en dirección al estrecho de Soelo. La noche anterior, los rusos habían planeado un bloqueo doble del estrecho utilizando el buque de bloqueo Lavwija y el cazador de minas Pripyat. La nave de bloqueo debía ser escoltada a través de la salida oriental del canal navegable y el Pripyat debía colocar minas al este de allí. Sin embargo el Lavwija encalló y quedó varado en un arrecife y la tripulación de Pripyat se negó a realizar el trabajo por orden del consejo de marineros, que exigió más apoyo para la operación. Sin embargo, los destructores rusos volvían a acercarse al estrecho, de modo que hacia las 07:45 hs el Emden se dirigió hacia el norte en aguas poco profundas, acercándose a los buques la S-Flottille; a las 7.50 horas, tres de los destructores rusos, que se habían acercado más que los demás, abrieron fuego contra la S-Flottille. En 07:57 hrs, Emden devolvió el fuego obteniendo rápidamente impactos en uno de los buques rusos. Aunque con eso los destructores se retiraron prudentemente fuera del alcance del crucero, se solicitó la presencia de un acorazado para la mañana siguiente.

En tierra las tropas alemanas avanzaron sin esperar por la artillería que estaba siendo desembarcada o por las columnas de apoyo y en general la resistencia fue escasa y poco organizada. La lluvia y la falta de carreteras impidieron el progreso de todas las unidades, especialmente de las secciones ciclistas. El Rgto. 131 que marchaba sobre Sworbe había llegado a la zona de Murzel por la noche , el llamado “cuello estrecho” de la península. El Rgto. 255 estaba en Irasse, el Rgto. 138 cerca de Putla y el Rgto. 17 próximo a Mustla. El primer batallón ciclista avanzaba hacia el sur y cerca de Kolljall llegó a la línea de retirada de los rusos desde Arensburg hasta Orissar. Aquí, sin embargo, se encontraron con una fuerte oposición y se vieron obligados a retirarse 2 kilómetros hacia el norte durante la tarde. Los batallones ciclista IV y V seguían avanzando hacia el este a través de la parte norte de la isla sin entrar en contacto con el enemigo.

La situación cerca de Orissar era difícil; la 18 Sturm Kompanie se había unido a la sección Winterfeld, pero la línea alemana se extendía en una gran curva desde Masik – Saikla-Thomel-Neuenhof hasta la base de la presa. Todas las unidades alemanas estaban empeñadas en fuertes combates y durante varias horas durante la noche mantuvieron la base de la presa con los refuerzos rusos llegaron desde la isla de Moon,hasta que la falta de municiones obligaron al Capitan Winterfeld a retirarse a Orissar y limitarse a sostener la línea Orissar-Masik-Saikla-Thomel. Esa misma noche, las patrullas llegaron a Arensburg y por el interrogatorio de los prisioneros rusos se supo que entre 10.000 y 20.000 soldados rusos de Arensburg marchaban hacia Orrisar para escapar a la Isla de Moon. Otros habían hecho en Sworbe por mar. Era evidente que la pequeña sección cerca de Orissar estaba en peligro extremo por lo que el general von Estorff ordenó a su División que continuara su avance hacia Orissar durante la noche, a pesar de que sus tropas necesitaban descansar.

Al finalizar el día 14 de octubre, la sección Winterfeld había permanecido en peligro de ser aplastada todo el día, a pesar del refuerzo del IV y V Batallón de Ciclistas,había aliviado su situación y podían avanzar desde Thomel hasta la base de la presa en el lado de Osel, obligando a los vehículos blindados rusos y la Infantería Naval a retirarse a través de la presa hacia la isla Moon. La crisis cerca de Orissar había terminado, la base de la presa estaba en manos alemanas y la huída de más fuerzas rusas había sido bloqueada. El frente del Batallón de Ciclistas ahora contaba con el apoyo de los Regimientos de Infantería 138 y 17 y la posible retirada de los rusos a Arensburg a través de Kapra se había cortado por el avance del Regimiento de Infantería 255. La mayor parte de la guarnición rusa había sido embolsada y aislada en el caldero alemán y para ellos, escapar ya era imposible.

Mientras tanto, los acorazados alemanes del IV Escuadrón habían vuelto a tomar posiciones de bombardeo al oeste de la península de Sworbe. El vicealmirante Schmidt les había ordenado que no abrieran fuego a menos que ellos o las tropas que avanzaban fueran atacadas. Por lo tanto, el vicealmirante Souchon mantuvo sus posiciones; hacia las 1250 horas se observaron nubes de humo en las proximidades de la batería Zerel. Aparentemente, los rusos estaban comenzando a evacuar la guarnición y habían comenzado a destruir sus instalaciones y emplazamientos. Nuevamente, en tierra los alemanes estaban progresando rápidamente. El 131 Regt. avanzó hacia el sur y capturó la península Sworbe, incluida la batería de Zerel (lo que facilitó el forzamiento del estrecho de Irben por parte de las fuerzas navales alemanas) donde había tomado prisioneros a 120 oficiales y 4.000 hombres y capturado 49 piezas de artillería. El Comandante ruso de Sworbe había mandado un telegrama solicitando la evacuación ( “Situación muy grave, enviar naves“) y el vicealmirante Bachirev había enviado al Graschdanin y varios destructores a Sworbe. Pero al sur de Abro recibieron aviso de que las defensas de Sworbe habían sido derrotadas por lo que se les ordenaba destruir la batería de Zerel. Cuando los alemanes tomaron la posición descubrieron que la batería no funcionaba ya que aunque las armas estaban intactas, se habían retirado muchas piezas irremplazables. Los destructores tomaron parte de la guarnición a bordo y luego abrieron fuego contra Mento y poco antes del anochecer, los barcos rusos se habían reunido comenzando el viaje al la isla Moon.

 Acorazado pre-dreadnought ruso Grazhdanín (1917-1918) , antes Tsesarévich (1901-1917)
Este buque estaba proyectado como parte del Programa de necesidades para el Lejano Oriente, autorizado por el zar Nicolás II en 1898. Encargado a astilleros extranjeros ( Compagnie des Forges et Chantiers de la Méditerranée à la Seine  )debido a la escasa capacidad de los astilleros rusos, los detalles del diseño se encomendaron a un equipo conjunto de ingenieros rusos y franceses supervisado, por el capitán Iván Grigoróvich.
Participo en la guerra ruso-japonesa de 1905 y tras la derrota rusa el buque fue transferido al Báltico donde participó en la batalla del Estrecho de Muhu en 1917. Tras la Revolución rusa de 1917, fue renombrado Grazhdanín

Ese mismo día 15 de octubre se produjo el desembarco planeado en Dagö. Aproximadamente a las 09:00 horas, habían desembarcado dos secciones cerca de Toffri y habían establecido una cabeza de puente para comenzar inmediatamente su avance hacia el interior. El 255 Regt. avanzó hacia el sur este sobre Arensburg y capturó la ciudad mientras la Brigada 65 se lanzaba hacia el este cortando el paso a los rusos que intentaran escapar hacia la Isla Moon. Los caminos estaban completamente obstruidos con vehículos rusos abandonados mientras las tropas alemanas atacan en ambos flancos a los rusos que viajan hacia el norte. Todos los intentos de ruptura por parte de los rusos rodeados, primero hacia el norte hasta la presa y luego hacia el sur en dirección a Arensburg, habían fracasado. Hacia las 15:00 horas, el comandante ruso de la 107 división, general Ivanov, con dos comandantes de brigada de los regimientos de infantería 426 y 472 y varias baterías de campo, capitularon incondicionalmente. Se entregaron más de 5.000 hombres, 14 cañones de campaña y muchas ametralladoras y morteros. Solo unos pocos cientos de rusos lograron escaparon en botes a través de la parte sur del estrecho de Kleinen hacia la isla Moon. Al anochecer de ese día, la mayor parte de Ösel estaba ya en manos alemanas y la mayoría de los rusos habían sido hechos prisioneros. En ese momento las tropas alemanas ya habían ocupado la mayor parte de Ösel y se dedicaban a reunir los prisioneros rusos y a prepararse para el asalto a la isla Moon.

En el mar, el día 14 de octubre el SMS Kaiser hundió al destructor ruso Grom durante una escaramuza, mientras que entre ese día y el 16 de octubre el SMS Kaiserin, el Koning Albert y el Friederich der Grosse participaban en nuevos bombardeos de apoyo sobre Zerel, y el Kaiser sobre cabo Toffri. En su mayor parte, la descarga de equipos en la bahía de Tagga se había completado y Arensburg pronto estaría disponible como puerto. Solo quedan los buques necesarios para la operación contra Dagö, mientras que el resto de los buques de la flota de transporte, ya vacíos, se separaron. Para la tarde del 16 de octubre, los alemanes estaban listos para completar su conquista total de las Islas Bálticas, con sus tropas preparadas para atacar las Islas de Dagö y Moon y las fuerzas marítimas listas para atacar en el Kassar Wiek y el estrecho de Moon. La fase final de la operación estaba a punto de comenzar.

flota de transporte alemana para las operaciones contra la isla de Ösel antes de salir del puerto de origen

El 17 de octubre las fuerzas navales alemanas pudieron por fin penetrar dentro del golfo de Riga, y el Koning y el Kronprinz, al mando del vicealmirante Behncke, libraron un combate contra una agrupación rusa en la que destacaban los viejos predreadnought Slava y Graschdanin ( antes de la revolución de marzo, Tsesarévich ) del almirante Bakhirev, después de cruzar los estrechos de Moon.  Desde las 8.12 de la mañana se sucedió el intercambio de fuego y Behnecke pudo acortar decisivamente  distancias gracias al trabajo de sus dragaminas, que a las 10.00 horas habían conseguido abrir un pasillo seguro entre los campos minados. Alcanzado por siete impactos directos, finalmente el Slava quedó embarrancado debido a sus averías y fue destruido por los propios rusos. El resto de la fuerza rusa se retiró sin más percances abandonando a su suerte Dagö y Moon que cayeron el 18 y 20 de octubre respectivamente. En la noche del 17 de octubre, los Jefes de Flota rusos habían ordenado que las fuerzas marítimas en la zona se retiraran al Golfo de Finlandia y que las respectivas bases se despejaran y destruyeran.

El Slava ,acorazado pre-acorazado de la Armada Imperial Rusa, último de los cinco acorazados clase Borodino. Comisionada demasiado tarde para participar en la Batalla de Tsushima durante la Guerra Ruso-Japonesa, sobrevivió mientras todas sus naves hermanas fueron hundidas durante la batalla o se rindieron a la Armada Imperial Japonesa. Durante la Batalla del estrecho de Moon en Octubre de 1917, fue gravemente dañado por el dreadnought alemán SMS König;.el canal poco profundo hacía imposible escapar y se hundió en el Estrecho de Moon entre la isla de Muhu (Moon) y el continente. Los estonios la desguazaron durante la década de 1930.

Las operaciones en tierra continuaron sin impedimentos. Una sección de desembarco de Konig ocupó Schildau, mientras que la transferencia de tropas a Dagö continuó de modo que en poco tiempo la isla estuvo en manos alemanas y todas las tropas rusas, aparte de las evacuadas, fueron tomadas cautivas. La toma de la pequeña isla de Schildau ( Kesselaid ) en el estrecho de Moon completó la posesión del archipielago, al tiempo que despertaba  profundo temor en la capital rusa a ser el siguiente objetivo de un desembarco enemigo en el golfo de Finlandia. De hecho el Markgraff continuó sus operaciones hasta el día 25, atacando la isla de Kynö. No obstante, los buques alemanes se reagruparon en la bahía de Tagga y retornaron a sus bases entre el 29 de octubre y el 2 de noviembre, después de haber concluido la más exitosa operación anfibia de toda la guerra .

Inmediatamente se formó un “Gobierno de las Islas Bálticas”, con sede en Arensburg. Muchos de los habitantes de estas islas eran de descendencia alemana, por lo que no les preocupaba la ocupación del ejército y la marina imperial. El primer gobernador alemán fue el general teniente Freiherr von Seckendorff, que llegó desde Libau a Arensburg a bordo del SMS Estrasburgo el 31 de octubre, por lo que el general von Kathen y su personal de estado mayor partieron de Arensburg a bordo de Estrasburgo al día siguiente. El 3 de noviembre, el general teniente von Estorff, el personal de la división de infantería 42 y el 131 regimiento de infantería lo siguió en dos barcos de transporte, mientras que el resto de la División y el 17 Regimiento de Infantería, partió al día siguiente. El 7 de noviembre, la última parte del II Staffel de Transporte, los barcos de vapor Batavia y Chemnitz, llegaron a Arensburg donde terminaron de descargar y partieron hacia Libau el 10 de noviembre.

En Petrogrado el líder revolucionario Vladimir Ilich Ulianov Lenin cuyas opiniones habían sido consideradas demasiado extremistas por todos, excepto por sus colegas más íntimos, y cuyo regreso del exilio en Suiza había sido hábilmente facilitado por el alto mando alemán, había estado haciéndose eco oportunistamente de las exigencias de la inmensa mayoría de sus compatriotas con tres simples palabras: pan, tierra y paz. En noviembre provocó un segundo golpe de estado. Este no desembocó un vacío de poder como había ocurrido en marzo, sino en una cruel dictadura cuyos objetivos inmediatos gozaban del respaldo del pueblo ruso, aunque no su programa ni su ideología. Lenin pidió inmediatamente un armisticio al alto mando alemán y en diciembre ambos bandos se reunieron para discutir las condiciones de paz en Brest-Litovsk, sede del cuartel general alemán en el Este, donde se firmará el Tratado de Paz entre Alemania y Rusia el 3 de marzo de 1918.

La Operación Albión resulto ser la operación anfibia más exitosa de la Primera Guerra Mundial; las tres islas cayeron, el Golfo se abrió a los buques de guerra alemanes que ahora eran una amenaza para las bases navales rusas en el Golfo de Finlandia y se capturaron 20.000 rusos. Así, aunque la invasión logró sus objetivos y colocó a los alemanes en una excelente posición para la reanudación de la guerra en la primavera, como hemos visto, tres semanas después de la operación, los bolcheviques tomaron el poder en Rusia y la operación Albion se desvaneció en la oscuridad cuando la guerra en el este llegó a su fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s