Contemporanea

La orden de la Pour le Mérite



Antes y durante la Primera Guerra Mundial, la Alemania imperial disponía de una gran variedad de órdenes, medallas y condecoraciones, la mayoría de las cuales se concedían por cada estado individual o reino en lugar de tratarse de condecoraciones nacionales. Desde Anhalt y Baden hasta Waldeck y Württemberg, reyes, duques, príncipes e incluso ayuntamientos otorgaban honores y distinciones tanto a sus soldados como a los civiles. La mayoría estaban divididos en varias clases, con hojas de roble, espadas o coronas, y podían usarse sobre cintas de combatientes o no combatientes. Unas pocas, como la Orden militar Bávara MaxJoseph, que conllevaba una pensión de 25 Reichsmarks mensuales de por vida (fue conferida solo 192 veces entre 1914 y 1918) fueron muy apreciadas. Sin embargo, la mayoría, como las Cruces Hanseáticas de Bremen, Hamburgo y Lübeck, con más de 100.000 premios, tenían poco valor real. 




En su calidad de emperador alemán, Guillermo II, rey de Prusia, era también Oherster Kriegsberr, o “Señor de la Guerra Supremo”, de todas las fuerzas armadas de los estados alemanes que conformaban el Imperio y solo él podía crear premios militares a nivel supra nacional. Los ejemplos más notorios serán la Insignia de Piloto del Ejército instituida el 27 de enero de 1913, la Insignia de Observador de 1914, la Insignia del Piloto Naval de 1915 y la Insignia de guerra de los U-Boat y las Insignias de Herido de 1918, que se presentaron a todo el personal adecuadamente calificado, independientemente de su lealtad a cualquiera de los estados. Otro resultado de la autoridad suprema del emperador fue que sus condecoraciones, hasta entonces puramente prusianas, comenzaron a ser emitidas rutinariamente para los soldados de otros estados alemanes. 

Pour le Mérite – 1740
La orden Pour le Mérite fue instaurada en 1740 por el rey Federico II de Prusia con la intención de premiar principalmente los logros militares, pero también los civiles. Era una cruz maltesa de ocho puntas de esmalte azul con águilas doradas entre los brazos (que se basa en el símbolo de la orden de Johanniter). 

El brazo superior presenta una F coronada (Federico II) en letras doradas, mientras que en los otros tres aparece el nombre de la orden: Pour · le Mérite. (“Por mérito” en francés). La parte posterior de la cruz es azul esmaltada y lisa. La condecoración se coloca colgando por una cinta en el cuello del uniforme. Esta cinta presenta una banda negra con dos franjas laterales plateadas y bordillo negro (los colores nacionales de Prusia). A la cinta de la Pour le Mérite que correspondía a un segundo premio (hojas de roble), se le añadió una tira mediana plateada a la cinta. 

En enero de 1810, durante las guerras napoleónicas, el rey Federico Guillermo III decretó que podría ser concedida solo a los oficiales militares en servicio por mérito extraordinario en el campo de batalla. Los premios de oficiales superiores solían ser más para un liderazgo sobresaliente en combate que para actos de valentía individuales. La condecoración formó su propia orden de caballería, que en 1816 incluía mil a oficiales y sus miembros recibían la concesión de por vida. 



Dado según sus estatutos no podía ser concedida más que una vez a la misma persona, en marzo de 1813, el Federico Guillermo III añadió una distinción adicional, se introdujo como una extensión especial para múltiples méritos el añadido de las “hojas de roble”: tres hojas de roble dorado en un racimo sobre el anillo que la sujeta a la cinta. La concesión de las hojas de roble originalmente indicaba un logro extraordinario en la batalla, y generalmente se reservaba para oficiales de alto rango. Las regulaciones originales exigían, para su concesión, la captura o defensa exitosa de una fortificación, o la victoria en una batalla. Durante la Primera Guerra Mundial las hojas de roble a menudo indicaban una segunda o mayor adjudicación del Pour le Mérite, aunque en la mayoría de los casos los destinatarios seguían siendo oficiales de alto rango (por lo general comandantes de campo distinguidos que cumplían los criterios anteriores). 

Pour Le Mérite con hojas de Roble

Los pocos receptores de menor rango de las hojas de roble eran principalmente oficiales de estado mayor responsables de planear una batalla o campaña victoriosa. A principios de 1918, se propuso adjudicar las hojas de roble al mejor as del vuelo de Alemania, Manfred von Richthofen, pero se consideró no elegible bajo una estricta lectura de las regulaciones. En su lugar, Prusia otorgó a von Richthofen un honor un poco menos prestigioso, la Orden del Águila Roja, de 3ra clase con Corona y Espadas (Incluso eso todavía era un gran honor, ya que la 3ra clase normalmente se otorgaba a los coroneles y tenientes coroneles, y el premio de von Richthofen fue uno de los únicos dos de la 3ra clase con la corona y las espadas durante la Primera Guerra Mundial). 

El 18 de septiembre de 1866, se estableció una clase militar especial, la Gran Cruz de la Pour le Mérite. Este grado era otorgado a aquellos que, a través de sus acciones, causaban la retirada o la destrucción de un ejército. Era prácticamente igual, únicamente presentaba un mayor tamaño y en el centro, en el cruce de los cuatro brazos, se sitúa un medallón con el retrato de Federico el Grande. Los brazos de la cruz están esmaltados en azul y al igual que la cruz normal, muestra el nombre de la medalla. En la Gran Cruz, las águilas están coronadas a diferencia de lo que sucede en la cruz normal. Una estrella dorada pálida en forma romboidal se usaba prendida en el pecho izquierdo de la casaca del uniforme. Las estrella de la Gran Cruz pre tiene solo cuatro puntos y se ve como un cuadrado girado con rayos con forma de rayo de sol provenientes de un área central en la que se encuentra el retrato de Friedrich.

Gran Cruz de la Pour Le Mérite

Hubo solo cinco concesiones de la Gran Cruz: al Rey Guillermo I en 1866, al Príncipe Heredero Federico Guillermo de Prusia (más tarde Emperador Federico III) y al Príncipe Federico Carlos de Prusia en 1873, al Zar Alejandro II de Rusia en 1878, y al Helmuth Graf von Moltke en 1879. Tras la muerte de Guillermo I esta distinción no volverá a concederse nunca.


Estrella de la Gran Cruz Pour le Mérite


La Orden Pour le Merite, pronto se convirtió en el premio de mayor valentía y de más prestigio para todas las fuerzas armadas alemanas. Su nombre francés se deberá al hecho de que este idioma era el principal idioma internacional en ese momento y además, el utilizado preferencialmente por las cortes de toda Europa en el Siglo XVIII; la corte prusiana de Federico el Grande no será una excepción. El nombre francés se mantuvo a pesar de la marea creciente de nacionalismo y la creciente hostilidad entre franceses y alemanes durante el siglo XIX. Irónicamente, muchos de sus destinatarios fueron honrados por los actos realizados en las guerras contra Francia. La condecoración será conocida coloquialmente por los británicos como el ‘Blue Max’, un término nunca utilizado por los propios alemanes y que puede haber resultado de la confusión aliada entre la Pour le Merite esmaltada de azul y la orden de MaxJoseph, aunque no están relacionadas. El efecto más importante de estos desarrollos unificadores fue que la Cruz de Hierro, premio general de valentía y mérito de Prusia para todos los rangos desde 1813, comenzó a aparecer en uniformes de todo el Reich y adquirió un estatus especial como la primera condecoración verdaderamente nacional alemana. Aunque la Pour le Mérite también podría ser otorgado a oficiales extranjeros. 

Comparativa Pour le Mérite Vs. Gran Cruz de la Pour le Mérite

El diploma de concesión o Urkunde se emitía junto con la medalla para otorgar el derecho del destinatario a usar y lucir la Pour le Mérite. El certificado estaba firmado por el emperador y lleva su sello oficial. Los detalles sobre los motivos por los que se concedía esta distinción no aparecen en el Urkunde, sino en otro documento y a menudo, la fecha de emisión del Urkunde no coincide con la fecha en que el destinatario recibió el premio. 

Nosotros Guillermo 
por la gracia de Dios 
Rey de Prusia, etc., 
hemos conferido a xxxxxxxxxx la Orden Pour le Mérite y le damos el derecho a la posesión legal de este premio que es el tiempo certificado por escrito con nuestra firma y pegado con el sello real impreso. Sede Suprema el 12 de octubre de 1816. *
Federico Guillermo IV autorizó el dispositivo de corona suspendido sobre el brazo superior de la cruz, sobre el engarce con del que pende el lazo, para ser presentado y usado por todos los titulares de Pour le Mérite que habían sido miembros de la Orden durante cincuenta años o más. Las coronas fueron elaboradas en oro por el joyero real Hossauer. Presentan  un lazo de alambre entre las mitades delantera y trasera de la corona para la cinta de suspensión del cuello. La corona mide aproximadamente 17 mm de ancho por 14 mm de alto. En 1889, una corona fue adornada con diamantes como un premio especial al mariscal de campo von Moltke en su quincuagésimo aniversario Pour le Mérite. El joyero Rothe de Viena fabricó una forma de corona ligeramente diferente con líneas más estilizadas. El ejemplo de Rothe mide 16 mm por 15 mm. También tiene un lazo de suspensión más grande que las coronas originales.



En 1842, el rey Federico Guillermo IV de Prusia, siguiendo el consejo de Alexander von Humboldt, fundó una clase civil de la orden, la Orden Pour le Mérite para las Ciencias y las Artes (Orden Pour le Mérite für Wissenschaften und Künste), con el tres secciones: humanidades, ciencias naturales y bellas artes. Entre los destinatarios famosos de la clase civil de Pour le Mérite en el primer grupo de premios en 1842 se encontraban Alexander von Humboldt, Carl Friedrich Gauss, Jakob Grimm, Felix Mendelssohn, Friedrich Wilhelm Joseph Schelling y August Wilhelm Schlegel. Los destinatarios extranjeros incluyeron a François-René de Chateaubriand, Louis Daguerre, Michael Faraday, Jean Auguste Dominique Ingres y Franz Liszt. Al tratarse de una orden, cuando se produce una vacante (por fallecimiento de un titular) la Academia de las Artes y las Ciencias había de nominar a tres candidatos que eran presentados al rey, que decidía la concesión. 

La Pour le Mérite ganó fama internacional durante la Primera Guerra Mundial. Aunque podía ser otorgada a cualquier oficial militar, sus destinatarios más famosos eran los pilotos del Servicio Aéreo del Ejército Alemán (Luftstreitkräfte), cuyas hazañas se celebraban en la propaganda alemana de tiempos de guerra. En la guerra aérea, un piloto de combate tenía derecho inicialmente al premio al derribar ocho aviones enemigos. Max Immelmann y Oswald Boelcke fueron los primeros aviadores en recibir el premio, el 12 de enero de 1916. Fue otorgado al as de mayor puntuación de Alemania, Manfred von Richthofen, en enero de 1917. El número de victorias aéreas necesarias para recibir el premio continuó aumentando durante la guerra; a principios de 1917, generalmente requería la destrucción de 16 aviones enemigos, y para el final de la guerra la cifra aproximada era 30. Sin embargo, otros receptores de la aviación incluían a comandantes de zeppelínes, bombarderos y tripulantes de observación, y al menos un observador de globo. El primer portador durante la Primera Guerra Mundial fue el general de infantería Otto von Emmich, que fue galardonado junto con Erich Ludendorff por el exitoso golpe contra el Lieja el 7 de agosto 1914. 687 personas serán condecoradas durante la Gran Guerra, lo que nos da una idea de su exclusividad y del gran prestigio que alcanzará. 
Manfred von Richthofen
Los titulares de la Orden tenían derecho a honores militares especiales; siempre se les debía saludar los primeros, incluso por oficiales de mayor rango. Los guardias tenían que presentar sus rifles ante ellos ( algo que estaba reservado solo a los comandantes directos y los miembros de la familia real) .Se requería que los destinatarios de la PLM lucieran el premio siempre que estaban uniformados. Aunque muchos de sus destinatarios famosos fueron oficiales subalternos, especialmente pilotos, más de un tercio de todas las concedidas durante la Primera Guerra Mundial fueron a generales y almirantes. 
Los oficiales subalternos (capitanes y tenientes del ejército y sus equivalentes de la armada) representaban aproximadamente una cuarta parte de todos los concesionarios. Varios comandantes de submarinos (Kapitänleutnant) clasificados como tenientes, como Lothar von Arnauld de la Perière (U-35), Walther Schwieger (U-20) Otto Hersing (U-21) y Otto Weddigen, recibieron el Pour le Mérite. El último nuevo miembro admitido en la clase militar de la orden fue el piloto Theo Osterkamp, ​​el 2 de septiembre de 1918. 
Capitan Erwin Rommel
Erwin Rommel, que mas tarde sería famoso mariscal de campo, el “zorro del desierto”, obtendrá la Pour le Merite durante su servicio en Italia en 1917. Rommel se estrenó en el frente italiano el 26 de octubre de 1917 en la batalla de Caporetto.Su batallón fue asignado como unidad de reserva para apoyar una penetración realizada por dos batallones bávaros. Sin embargo, el asalto pronto quedó atascado frente a las líneas italianas. Rommel, con dos compañías, se infiltró tras las líneas cruzando el Isonzo y tomó a bayoneta las posiciones de una batería italiana. En los combates subsiguientes, Rommel mandó aviso a su comandante de batallón, Sprösser, junto con más de mil prisioneros italianos, informando que había conseguido romper las líneas. Al recibir la noticia, su comandante le envió cuatro compañías más, con la orden de sostener la brecha. Pero Rommel, con seis compañías bajo su mando, prosiguió su infiltración en territorio italiano, emboscando en la carretera hacia el Monte Matajur una columna de refresco. Sorprendidos totalmente, los italianos no ofrecieron apenas resistencia, siendo capturados unos 2,000 hombres y 50 oficiales de la 4.ª brigada de Bersaglieri, con todo su armamento e impedimenta. Decidió proseguir el avance con algo menos de una compañía marchando a lo largo de más de 19 km por un terreno montañoso, capturando en el proceso unos 150 oficiales, 9.000 hombres y 81 cañones italianos de distinto calibre, sin apenas bajas propias. Cinco regimientos italianos al completo fueron borrados del orden de batalla por una fuerza que nunca llegó a sumar más de seis compañías. Este tremendo éxito le supuso la concesión de la codiciada Pour le Mérite, y el ascenso a capitán (Hauptmann) en octubre de 1917.

Rommel, como Mariscal de Campo, luciendo la Pour le Merite

Al final de la Primera Guerra Mundial cuando el gobierno imperial colapsó en noviembre de 1918, la revolución estalló en toda Alemania. El Presidente de la nueva República de Weimar pronto abolió todas las órdenes y condecoraciones militares imperiales establecidas. La clase militar de Pour le Mérite se extinguió y nunca se volverá a conceder desde entonces; sin embargo, el honor continuó siendo reconocido y usado por los destinatarios anteriores. Cuando Adolf Hitler se convirtió en canciller del Reich el 30 de enero de 1933, asumió el control de un país sin una serie completa de condecoraciones centralizadas para recompensar a sus ciudadanos. Esto le dio carta blanca para crear honores completamente nuevos de una manera acorde con su anticipado ‘Reich de los Mil Años’. 

La clase civil de la Pour le Mérite se reinstaurará como una organización independiente bajo el nombre de Orden Pour le Mérite para las Ciencias y las Artes en 1923 ( Pour le Mérite für Wissenschaften und Künste); en lugar del Rey de Prusia, el Presidente de la República actuaba como Protecto de la orden. Después de la Segunda Guerra Mundial, la clase civil se restableció nuevamente en 1952, versión que todavía está activa hoy en día; la Secretaría de la Orden está dirigida por el Ministro de Cultura del Canciller Federal. El número de miembros de la Orden está limitado a 40 medallas alemanas. El número de miembros extranjeros no debe exceder el número de miembros nacionales. Los nuevos miembros serán elegidos por el Capítulo en las reuniones anuales sobre la base de las propuestas del Canciller y los Vicerrectores. Cualquier miembro con derecho a voto podrá presentar propuestas. Los miembros del capítulo de la Orden son todos miembros de la Orden. Según los estatutos (en la última versión válida de 2010), las insignias son “propiedad de la República Federal de Alemania”. Son literalmente “prestados” y deben ser devueltos después de la muerte del portador. 



La Pour le Mérite sigue siendo una orden en la que una persona es admitida como miembro, como la Orden del Imperio Británico del Reino Unido, no es una simplemente una medalla o condecoración del estado. Entre los condecorados con la orden civil de la Pur le Mérite destacan Thomas Babington Macaulay (1853), John C. Frémont (1860), Theodor Mommsen (1868), Charles Darwin (1868), Friedrich Wilhelm August Argelander (1874), Thomas Carlyle (1874) (que nunca aceptó ningún otro honor ), Max Müller (1874), Henry Wadsworth Longfellow (1875), William Thomson, Lord Kelvin (1884), Heinrich von Treitschke (1887), Johannes Brahms (1887), Giuseppe Verdi (1887), William Henry Flower y Hubert von Herkomer (1899), Camille Saint-Saëns (1901), Luigi Cremona (1903), John Singer Sargent (1908), Ferdinand von Zeppelin (1910), Otto Lessing (escultor) (1911), Wilhelm Conrad Röntgen (1911), Sir William Ramsay (1911), Max Planck (1915) y Rudolph Sohm (1916). 

Anton Zeilinger, Pour le Merite 2014


El autor alemán Ernst Jünger, que murió en 1998, fue el último receptor vivo de la Pour Le Mérite de la clase militar.


También puede interesarte: 

La Cruz de Hierro 1813 – 1957

El Arma de Zepelines alemana durante la Primera Guerra Mundial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s